Best Coast – Crazy for you

Frescura, playa, West Coast, California. No sé si les dice algo. A mí mucho, y me dieron ganas de escuchar a ver que pasaba y resulta que además de tener un simpático gatito (el de la cantante, Snacks) en la portada del albúm, también estan re hypeados, cosa que me gusta mucho a la hora de escuchar una banda de afuera, porque después la cosa acá en Buenos Aires es totalmente otra, aunque eso también es lo divertido.

La cantante es una minita trasheada que le pone onda como loco, se llama Bethany Cosentino, divina ella; su compañero de banda (es un duo) se llama Bobb Bruno y era su babysitter (niñero, me gusta más babysitter) de cuando ella era pequeña. Bizarro. En vivo toca la batería Ali Koehler, que era de Vivian Girls hasta este mismísimo mes de julio. Cuenta ella que su padre es músico, y que siempre estubo rodeada de música y músicos, con lo que ya a los 16 años empezó a componer. Despues le agarró fobia al escenario y no quiso tocar más. Unos años después su amiga Amanda Brown le propuso volver a la música y formar Pocahaunted, una banda con una propuesta musical diferente a la de Best Coast, en la que participó un par de años y le sirvió para que Thurston Moore de Sonic Youth las invitara a telonearlos en un show en Berkeley en el 2007.

Confundida con su vida nuestra amiga  Bethany se fué a estudiar artes a New York y dejó la etapa de Pocahaunted, aunque la banda sigue en actividad y haciendo noise por su lado. Ella cuenta que le costó adaptarse a esta nueva ciudad, que se la pasaba mirando Seinfeld y Friends en su laptop. NY le pegó mal  (o bien, según lo veamos), se deprimió y caminando bajo la nieve escuchaba a Brian Wilson, música surf y a grupos de chicas de los 60, extrañando las palmeras y los días de porro y sol. Con semejante influencia y a sus 22 años volvió a LA y empezó a grabar canciones en su laptop. Su amigo Bruno la ayudo con las mezclas, las grabaciones y las fechas en vivo, así comenzaron a editar singles (ó 7″), algunos EPs y ahora salió el esperado LP.

Es llamativo e interesante como estas bandas sacan 7″ bajo diferentes sellos y después el disco sale por otro sello también. Como ejemplos, Best Coast editó con Art Fag, un sello de San Diego, con Group Tightener de Brooklyn y ahora el LP sale por Mexican Summer también de Brooklyn, entre otros sellos que editaron otros singles, splits y EPs.

Finalmente te digo que el sonido de Best Coast es bien lo-fi, pop, lovely y para estar feliz saltando y cantando a viva voz “I can’t do anything without you/ I can’t do anything with you”.

Conseguilo como sea!. Pasalo a tu reproductor portátil, tomate un té de jengibre, ponete las gafas, salí a caminar por Honduras (la calle claro) y cantalo sin pudor.

Best Coast – Crazy for you

Au Revoir Simone

Foto: Kate Merrick

Abrigando un profundamente arraigado amor por los teclados y por maquinas de ritmo vintage, el trío de Brooklyn, New York, USA, Au revoir SimoneHeather D’ Angelo, Erika Forester, Annie Heart – hicieron su debut en el 2005 cuando su mini albúm Verses of comfort, Assurance and salvation fue silenciosamente editado en varios sellos alrededor del mundo (Moshi Moshi en UK, Rallye en Japón, independiente en USA).
Desplegando encanto e inteligencia, Verses… fue una lección de bienvenida en como mezclar con habilidad capas de teclados, voces etéreas y palpitantes beats disco electrónicos. Rico en melancolia y melodia, las chicas emergieron instantáneamente como un remedio a un clima de bandas-de-chicos-con-guitarras.
Obviamente, la historia comenzó mucho antes. Au revoir simone se formó en el Otoño del 2003 cuando Erika y Annie hicieron un viaje con sus amigos en tren durante un fin de semana desde su casa a NYC. Allí descubren un deseo en común de formar una banda sólo de teclados, así comenzaron a juntarse regularmente. Al poco tiempo, su amiga en común Heather se les unió para ensayar en una habitación con vistas a sus primeros shows para ese invierno.
La banda ha recorrido un largo camino desde sus principios en el 2003. Desde su primer viaje a Europa y Japón hace unos años, las ARS han hecho una tonelada de shows en su ciudad natal, como también un extenso tour por USA, Canada y Europa haciendo de banda soporte a sus colegas We are Scientists. Consecuentemente, los vivos son musicalmente más ajustados que antes. Así llegan a su primer LP,
The Bird of Music.

Escrito y grabado en Brooklyn durante el año pasado (salvo “I couldn’t sleep”, la cual Erika grabó con su novio en Japón el año anterior), el albúm debut de ARS más que seguir, atravezó la promesa que Verses… representaba. La gran diferencia entre los dos discos, es que mientras Verses… era un compilado de sus canciones preferidas en su primer año juntas, The Bird… fué pensado especialmente como concepto.
Cuando se propusieron hacer este disco, las chicas intentaron crear algo que suene más exuberante, complejo, caliente y orgánico que
Verses. Querian transformar sus instrumentos electrónicos en algo que se sintiera más vivo, con más profundidad. Comenzaron a experimentar con un rango más amplio de instrumentos tales como: vibrafonos, Wurlitzer, instrumentos percusivos y otros músicos sesionistas para tocar trompeta, trombóm, violín y cello. El disco fué grabado en un estudio analógico buscando la profundidad en el sonido que este permite.

Au Revoir Simone