Babasónicos en el Luna Park el 11/07/08


Fuente: Rollingstone.com.ar. Foto:Diego Paruelo

Marea de psicodelia, arrazadores, ajustados, microdancing y chicas perdidas entre tanto rock

La luminaria primero apuntó a Uma-T, quien posó en el centro del escenario, abrió sus brazos, sonrió y abrazó al publico en su extasis, en su momento. Despues, por orden de altura en la disposición piramidal del escenario, a cargo de Sergio Lacroix, lo siguieron Panza, Carca, Diego Rodriguez y Mariano Roger. Todo esto mientras una musica hacia de antesala al estado de rock. Un, dos, tres y “Estoy rabioso” comenzaba a sonar, potente, muy potente, Adrián Dargelos seguia sin aparecer a escena, es que comenzó a cantar desde adentro de la estructura, dentro del volcán. Así los tres primeros temas fueron uno, le seguieron “Sin mi diablo” y “Pendejo”.
La escenografía era imponente, que acompañaba con luces y una estética muy cuidada. La estructura piramidal permitia ver el show desde cualquier punto del Luna Park sin perder el más mínimo detalle. Es para destacar que los Babasónicos tienen un manejo del escenario fabuloso, único, donde todo esta cuidado y nada es previsible. Adrián, a esta altura, es un showman distinto, no habla, no dice nada de más, solo actua cada canción, se pone en la piel de esos personajes que destilan los discos. Es un actor endrogado, que fluye con cada acorde y que hasta se olvida la letra, pero que no pierde nada de su carisma.
La lista de trienta temas tuvo de todo. Incluyeron “Sátiro” y “Esther narcótica” del disco Babasónica, los cuales no venian tocando, por lo menos en Buenos Aires. Despues de “Pobre duende” deAnoche, salieron todos y volvieron solo Uma T y Diego Rodriguez con el Photoziser, un instrumento que funciona con la luz y se maneja conectado al brazo, el cual emite unos raros sonidos que hacian, a su vez, que de intro para “Microdancing” y de intro para el momento mas bailable del show. Luego la engancharon con “Y que”, la clásica “Patinador sagrado” y “Suturno”, lindo bloque donde los dos hermanos bailan y cantan a duo. De entre muchos temas es destacable el sonido que sacaron para “El ídolo” con el que cerraron el show antes de los bises.
La gente, que colmo el Luna, pedia por mas y ellos cedieron. Rápido y sin mucho preambulo volvieron para hacer tres temas más entre los que incluyeron “Todo dicho” que es un tema que venia en la versión descargable para celulares deMucho.
Una presentación impecable, otra mas, donde se mostro el alto nivel de profesionalidad sumado a la desfachatez del rock mas primal.

Anuncios
Babasónicos en el Luna Park el 11/07/08

Mucho – Babasónicos (Universal 2008)


Dios, el diablo y los Babasónicos

A mediados de los 90, un amigo me preguntaba y se preguntaba hasta cuando los Babasónicos iban a seguir editando discos sin repetirse. Hoy, a más de una década de ese momento, parece que no hay forma de que no lo hagan. Si bien hay sonidos, hay detalles babasonicos, igual no se repiten. Es real que a la primer escucha este disco resulte familiar, pero tanto las letras como las estructuras de los temas se ponen más y más complejas con el correr de las escuchas.
Describir exáctamente que quiere decir con lo que canta Adrián o que estilo abordan en este disco es un tarea más que compleja. Cada uno va a tener su visión, su punto de vista. Antes, las letras eran crípticas pero por lo bizarras, con palabras de otras realidades como “gronchótica”, pero ahora ya no hay eso, en vez, Adrián utiliza nuevos recursos literarios donde le saca un brillo enorme a su prosa. A la vez, el sonido es completamente otro. La banda suena potente, cálida, fina y muy animada. Sabiendo de la desaparición de su bajista fundador, Gabo Manelli, las conjeturas sobre el aura del disco comienzan a aparecer, sí hay o no un poco de esto, las canciones están muy cargadas de emotividad.
El único músico invitado es Carca con quien comparten escenarios desde hace dos años debido a la enfermedad de Gabo que le impedia presentarse en vivo.
Con la producción a cargo de los mismos Babasonicos la mezcla quedó a cargo de Phill Brown como también lo hiciera en “Anoche”, a quien buscaron especialmente por su trabajo con Talk Talk.
La ilustración de tapa quedó a cargo de Si Scott, un artista que forma parte de una agencia londinense llamada Breed.
Ahora un recorrido por las diez canciones y sus treinta y un minutos.
“Yo anuncio” es como la palabra santa, es la voz a la que todos escuchamos pero que no siempre le prestamos atención.
En “Pijamas” Adrián canta entero, como en un final, como si lo supiera todo, nada neutro.
En “Escamas” se empieza a mostrar el progresismo en la forma de componer, tiene un riff de guitarra que es como un caballito que nos moviliza durante todo el viaje.
“Cuello rojo ” es una declaración terrible, un documento tan sincero que da asco.
Al llegar a “Como eran las cosas” se vuelve a producir otro momento de climax. Tiene un sonido único, las baterías están por fuera, están alrededor. Adrián se vuelve a destacar y ya se siente que es mucho, que no sobra ni falta nada y surge el pensamiento de como es que todo eso cabe en temas tan cortos, en apariencia, aunque son tan gigantes y tienen un concepto tan arrogante que no se nota si son largos o cortos, son un momento.
“Microdancing” serían Los Bujos electro pop o como aplastarse a ellos mismos. Ningún otro tema bailable que hayan hecho llega donde llega este, es sumamente jugado, tanto que emociona.
“Las demás” es la corona del disco, el quiebre de confirmación, la unidad, aquí uno comienza a creer que no se trata de un disco nuevo sino que es un grandes éxitos de temas desconocidos.
“Estoy rabioso” es un tema maldito, mucho más que cualquiera de Babasónica, en este caso el personaje no tiene perdón, ni tregua posible, es un degenerado, canta: voy a escupirte etre los ojos / te vaticino un futuro cojo / y no vuelvo atrás / porque estoy rabioso.
En “Nosotros” al final de la intro se oye una voz que dice “…algo pasa entre nosotros” y así comienza un mini viaje al interior de un mismo, del cual cada uno deberá volver solito.
“El ídolo” es casi una ranchera heavy metal que bien podría tener un video clip que sea filmado en un bar muy pequeño con todos, incluso ellos, cantando borrachos.
Hay además detalles entre la edición que salió para celulares. “Como eran las cosas” se llamaba “Los románticos” y lo más relevante era que no estaba la canción “Las demás” por la que en reemplazo venia “Un rato atrás” tema inédito para el formato CD.

Mucho – Babasónicos (Universal 2008)