Au Revoir Simone

Foto: Kate Merrick

Abrigando un profundamente arraigado amor por los teclados y por maquinas de ritmo vintage, el trío de Brooklyn, New York, USA, Au revoir SimoneHeather D’ Angelo, Erika Forester, Annie Heart – hicieron su debut en el 2005 cuando su mini albúm Verses of comfort, Assurance and salvation fue silenciosamente editado en varios sellos alrededor del mundo (Moshi Moshi en UK, Rallye en Japón, independiente en USA).
Desplegando encanto e inteligencia, Verses… fue una lección de bienvenida en como mezclar con habilidad capas de teclados, voces etéreas y palpitantes beats disco electrónicos. Rico en melancolia y melodia, las chicas emergieron instantáneamente como un remedio a un clima de bandas-de-chicos-con-guitarras.
Obviamente, la historia comenzó mucho antes. Au revoir simone se formó en el Otoño del 2003 cuando Erika y Annie hicieron un viaje con sus amigos en tren durante un fin de semana desde su casa a NYC. Allí descubren un deseo en común de formar una banda sólo de teclados, así comenzaron a juntarse regularmente. Al poco tiempo, su amiga en común Heather se les unió para ensayar en una habitación con vistas a sus primeros shows para ese invierno.
La banda ha recorrido un largo camino desde sus principios en el 2003. Desde su primer viaje a Europa y Japón hace unos años, las ARS han hecho una tonelada de shows en su ciudad natal, como también un extenso tour por USA, Canada y Europa haciendo de banda soporte a sus colegas We are Scientists. Consecuentemente, los vivos son musicalmente más ajustados que antes. Así llegan a su primer LP,
The Bird of Music.

Escrito y grabado en Brooklyn durante el año pasado (salvo “I couldn’t sleep”, la cual Erika grabó con su novio en Japón el año anterior), el albúm debut de ARS más que seguir, atravezó la promesa que Verses… representaba. La gran diferencia entre los dos discos, es que mientras Verses… era un compilado de sus canciones preferidas en su primer año juntas, The Bird… fué pensado especialmente como concepto.
Cuando se propusieron hacer este disco, las chicas intentaron crear algo que suene más exuberante, complejo, caliente y orgánico que
Verses. Querian transformar sus instrumentos electrónicos en algo que se sintiera más vivo, con más profundidad. Comenzaron a experimentar con un rango más amplio de instrumentos tales como: vibrafonos, Wurlitzer, instrumentos percusivos y otros músicos sesionistas para tocar trompeta, trombóm, violín y cello. El disco fué grabado en un estudio analógico buscando la profundidad en el sonido que este permite.

Anuncios
Au Revoir Simone